Julio 27 – Calidad y extensión de las promesas

  Posted on   by   No comments

Preciosas y grandísimas promesas (2 Pedro 1:4)

Si deseas conocer por experiencia la preciosidad de las promesas y gozarlas en tu propio corazón, medita mucho en ellas. Hay promesas que son como uvas en el lagar: si las pisas saldrá el jugo. La meditación de la santa palabra será a menudo el preludio de su cumplimiento. Mientras meditas en ella, vendrá gradualmente la bendición que buscas. Muchos cristianos que han ansiado lo prometido, vieron que la gracia que la promesa les aseguraba estaba descendiendo a sus almas mientras ellos estaban aún considerando la divina palabra; y se alegraron de ser siempre guiados a poner la promesa cerca del corazón. Pero aparte de meditar en las promesas, procura recibirlas como palabras de Dios. Habla a tu alma así: Si estuviese tratando con promesa de hombre, consideraría con cuidado la capacidad y el carácter del hombre que ha pactado conmigo. Así obraré con las promesas de Dios. Mis ojos no deben fijarse tanto en la magnitud de la merced, pues esto me puede hacer vacilar; sino más bien en la grandeza del que prometió, porque esto me alentará. Alma mía, el que habla contigo es Dios, que no puede mentir. Esta palabra suya que ahora consideras es tan real como su propia existencia. Él es un Dios inmutable; no ha modificado lo que salió de su boca, ni ha anulado una sola palabra de consolación. Tampoco carece de poder; pues Él es el Dios que hizo los cielos y la tierra. Menos aún le falta sabiduría para determinar el tiempo cuando ha de enviar sus bendiciones, pues Él sabe cuándo darlas y cuándo retenerlas. Por tanto, teniendo presente que ésta es la palabra de un Dios tan verdadero, tan inmutable, tan poderoso y tan sabio, debo creer la promesa. Si meditamos de esta manera en las promesas y consideramos al que las prometió, experimentaremos la bondad de las mismas y obtendremos su cumplimiento.


Charles Spurgeon, Lecturas Matutinas: 365 lecturas diarias (Spanish Edition) (Editorial CLIE, 2011).

Descargar Audio

Categories: 7 Julio

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *