Enero 30 – A por un nuevo Pentecostés

  Posted on   by   No comments

Y cuando oigas ruido como de marcha por las copas de las balsameras, entonces te moverás (2 Samuel 5:24)

Los miembros de la Iglesia de Cristo tienen que ser muy afectos a la oración, buscando siempre que la unción del Santo repose sobre sus corazones, para que el reino de Dios venga y se haga «su voluntad en la tierra como en el cielo». Pero hay ocasiones cuando Dios parece favorecer a Sion de modo especial; esas ocasiones deben ser para ellos como un estruendo que va por las copas de los morales. En esos casos es necesario que estemos aún más dedicados a la oración; es menester ser celosos, luchando ante el trono de la gracia más intensamente que nunca. La acción en estos casos debe ser pronta y vigorosa. La marea crece; boguemos ahora hacia la costa, valientemente.
¡Ojalá experimentemos un nuevo pentecostés! Cristiano, en ti mismo hay ocasiones «cuando oyes un estruendo que va por las copas de los morales». Tienes un poder particular en la oración; el Espíritu Santo te da gozo; la Biblia es clara; las promesas son apropiadas; caminas a la luz de la presencia de Dios; tienes una confianza y una libertad particular en la devoción y una comunión más íntima con Cristo. En esas gozosas ocasiones, «cuando oyes un estruendo que va por las copas de los morales», es tiempo de moverte. Ahora, mientras el Espíritu Santo ayuda a tu flaqueza, es tiempo para que te libres de cualquier mal hábito. Despliega las velas de tu nave, pero no olvides que solo Dios puede enviar el viento para hacerla andar. Lo único que debes procurar es estar seguro de que las velas están desplegadas. No malogres el viento favorable por no haber preparado el velamen de antemano. Busca la ayuda de Dios para que seas más diligente, cuando seas hecho más fuerte en la fe; para que seas más constante en la oración cuando tengas más libertad ante el trono, y para que seas más santo en tu conversación mientras vivas más cerca de Cristo.


Descargar Audio

Categories: 1 Enero

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *