Abril 27 – Sociedad en comandita con Dios

  Posted on   by   1 comment

Dios, el Dios nuestro (Salmos 67:6)

Nos sorprende el poco uso que hacemos de las bendiciones espirituales que Dios nos da, pero aún más nos sorprende el poco uso que hacemos de Dios mismo. Aunque Él es «Dios nuestro», poco recurrimos a Él y poco le pedimos. ¡Cuán rara vez pedimos consejo al Señor! ¡Cuántas veces emprendemos nuestros negocios sin buscar su dirección! En las aflicciones, ¡cuán frecuentemente nos esforzamos por llevar solos nuestras cargas, en vez de echarlas sobre Jehová, que nos puede sostener! Y esto no es porque no podamos, pues el Señor parece decirnos: «Alma, yo soy tuyo; ven y saca provecho de mí como quieras; tú puedes venir libremente a mi alfolí, y cuanto más frecuentemente, tanto más bienvenida». La culpa es nuestra si no nos apropiamos de las riquezas de nuestro Dios. Así que, ya que tienes un amigo que te invita, toma diariamente lo que te da. Nunca pases necesidad mientras tengas un Dios a quien recurrir; no temas ni desmayes mientras tengas un Dios que te ayuda; ve a tu caudal y toma lo que necesites. Aprende el divino arte de hacer que Dios sea el todo para ti. Él puede darte todas las cosas, o mejor aún, puede darse en lugar de todas las cosas. Permíteme, pues, que te inste a que hagas uso de tu Dios. Haz uso de Él cuando ores. Ve a Él a menudo, porque Él es tu Dios. ¡Oh!, ¿no quieres tú usar de tan grande privilegio? Vuela hacia Él, cuéntale todas tus necesidades. Usa de Él de forma constante, por la fe, en todos los tiempos. Si alguna extraña disposición te ha entenebrecido, usa de Dios como de un sol; si algún fuerte enemigo te ha sitiado, halla en Jehová un escudo, pues Él es sol y escudo a su pueblo. Si has perdido el camino en los laberintos de la vida, usa de Él como de una guía, pues Él te dirigirá. Seas tú lo que fueres, y cualquiera sea el lugar donde estés, recuerda que Dios es justo lo que te hace falta, y que está ahí, donde lo necesitas.


Spurgeon, C. H. (2011-06-01). Lecturas matutinas: 365 lecturas diarias (Spanish Edition) (pp. 120-121). Editorial CLIE. Kindle Edition.

Descargar Audio

Categories: 4 Abril

1 comment

  1. Gelo Hernández says:

    Bendito nuestro Dios, al hacer propias sus bendiciones día a día, a Él sea la gloria Amén

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *